Descubre Lo Que Te Contamina Espiritualmente

 

 

 

¡Descubre lo que te contamina espiritualmente! ¿Alguna vez has pensado en qué es lo que está afectando tu crecimiento espiritual? Probablemente hay una lista de cosas que pueden estar afectando a tu alma, pero muchas veces no nos damos cuenta. La Biblia nos insta a mantenernos alejados de estas cosas para poder tener una vida espiritual sana y madura. De hecho, la Palabra de Dios dice: "Mantén tu corazón con toda vigilancia, porque de él mana la vida".

En este artículo examinaremos los diferentes factores que pueden contaminar nuestra relación con Dios; desde la idolatría hasta la última clase de pecados mencionados por la Escritura. Esta información le ayudará a identificar las cosas pequeñas que lo están impidiendo obtener el nivel más alto de comunión con Dios. Vamos a ver en detalle lo que contamina nuestro espíritu:

 

  • La idolatría. Esto incluye adorar a otros dioses, postrarse ante ellos y dedicarle su tiempo y recursos. La Escritura dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mí" (Éxodo 20:3). También se refiere a la adoración de ídolos, imágenes y objetos fabricados por el hombre.
  • El amor al dinero. La Escritura nos dice que debemos fuera de nuestros corazones cualquier anhelo de riquezas. 1 Timoteo 6:10 nos dice: "Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero". Cuando colocamos el amor al dinero por encima del amor a Dios, nos estamos contaminando espiritualmente.
  • El pecado sexual. Todas las relaciones sexuales fuera del matrimonio —ya sea heterosexual o homosexual— son pecaminosas. La Escritura dice: "No forniques, ni tampoco cometas adulterio". (1 Corintios 6:18)
  • La mentira. La Escritura nos dice que la mentira es un pecado. Las mentiras son fragmentos de palabras falsas que nos impiden conocer a Dios de una manera profunda. La Palabra de Dios nos dice: "No dirás mentiras unos a otros" (Levítico 19:11).
  • La inmundicia. Desde la perspectiva bíblica, la inmundicia es cualquier cosa intencional o inconscientemente impura o lasciva. Esto incluye actividades como mirar pornografía, escuchar o ver contenido lascivo o incluso pensamientos lujuriosos. La Escritura dice: "Vuélvase de la maldad y haga el bien; busque la paz y sígala" (1 Pedro 3:11).
  • La ignorancia. Vivir en ignorancia acerca de Dios y Sus caminos significa que nuestra comunión con Él se ha visto disminuida. La Escritura dice: "Dichosos aquellos que se acuerdan de hacer Sus mandamientos para que tengan el derecho de buscar la sabiduría" (Salmos 119:2).
  • La envidia. La Escritura nos recuerda que la envidia nos contamina y nos aleja de Dios. Romanos 1:29 dice: "Llenos de toda iniquidad, fornicación, avaricia, maldad; llenos de envidia, asesinatos, contiendas, engaños y malignidades".
  • La orgullo. El orgullo nos aparta de la presencia de Dios y obstaculiza nuestra comunión con Él. Proverbios 16:18 nos dice: "La soberbia precede a la destrucción, y el espíritu altanero, a la caída".

Estas son algunas de las cosas que podrían estar contaminando espiritualmente tu relación con Dios. Si encuentras que alguna de estas cosas es parte de tu vida diaria, entonces es probable que tu crecimiento espiritual se vea afectado. Por lo tanto, es importante que tomes medidas para arrepentirte de estas iniquidades, y restaurar tu alma para que vuelvas a tener una conexión profunda con Dios.

 


Índice de Contenido

  1. CONTAMINACION ESPIRITUAL 1 HR
  2. SE TENIA QUE HABLAR 🙈 EL MUNDO ESPIRITUAL ES MÁS REAL DE LO QUE TE IMAGINAS…
  3. ¿Qué aspectos de nuestra propia vida debemos inquirir para detectar si estamos contaminando nuestro espíritu?
  4. ¿Cuáles son los principales enemigos del alma y cómo nos ayuda el evangelio de Jesucristo a superarlos?
  5. ¿Cómo combatir la negatividad que amenaza con contaminar nuestro espíritu?
  6. ¿Cuáles son las herramientas sagradas que nos ofrece Dios para combatir la contaminación espiritual?
  7. ¿Cómo la oración, la lectura de la Palabra de Dios, el ayuno y la meditación nos ayudan a librarnos de los venenos espirituales?
  8. ¿Cómo los ejercicios espirituales nos ayudan a descubrir y combatir aquello que contamina nuestra alma?
  9. ¿Te ha gustado el articulo?

CONTAMINACION ESPIRITUAL 1 HR










SE TENIA QUE HABLAR 🙈 EL MUNDO ESPIRITUAL ES MÁS REAL DE LO QUE TE IMAGINAS…










¿Qué aspectos de nuestra propia vida debemos inquirir para detectar si estamos contaminando nuestro espíritu?



A fin de poder establecer si contamos nuestro espíritu, debemos inquirir algunos aspectos de nuestra vida. La pregunta ¿qué aspectos de nuestra propia vida debemos inquirir para detectar si estamos contaminando nuestro espíritu? nos nombra a una serie de preguntas a las que debemos hallar respuesta. Estas son:

 


¿Qué estamos [] permitiendo entrar en nuestra vida?
Somos seres pensantes y responsables de nuestras vidas, mediante la cual decidimos qué tipo de contenido escuchamos, leemos, vemos, etc. Nuestra mente es muy docil y con antojo absorbente, y como consecuencia todo lo que entra en nuestra presencia, pasará a formar parte de nuestro acervo, lo cual es algo a evaluar y no tomar a la ligera.

¿Cómo estamos utilizando nuestro tiempo?
El tiempo, como uno de los recursos más preciosos nos da la oportunidad no solo de descansar, sino también de realizar actos o conductas que nos acerquen a nuestro objetivo como seguidores de Cristo. Es necesario, entonces, adecuar el tiempo para que se use adecuadamente en actividades que nos alineen con una vida acorde a lo que establece la Biblia.

Mira Tambien:

Habitando Al Abrigo Del Altisimo. Explicación, Significado Bíblico

¿Qué señales proporcionamos?
Las palabras son contundentes, pero nuestros hechos son mucho más relevantes. Las acciones hablan mucho más que las palabras, por lo que en lugar de hacer una buena charla o pronunciar discursos motivacionales, proceda al actuar de acuerdo a los lineamientos divinos.

¿Cuál es el sello impreso en nuestra vida?
Más allá de cortar una buena figura, somos responsables de la huella que dejamos. Esta huella nos seguirá a todos lados -de manera literal o figurativa- y dará un testimonio de cómo nos conducimos. Debemos evaluar nuestra conducta y preguntarnos si estamos dejando un legado positivo o negativo.

¿Hasta qué punto estamos comprometidos con nuestra fe?
La vida cristiana no consiste en creer en una serie de enseñanzas, sino en vivirlas. No es suficiente con conocer la Palabra de Dios, sino es necesario ponerla en practica. El compromiso con nuestra fe implica estudiarla, predicarla y vivirla. Debemos evaluar hasta que punto estamos cumpliendo con este compromiso.

En definitiva, invitamos a cada uno a que revise sus vidas de manera puntual, para así detectar si, en realidad, se está contaminando el espíritu. Esto lo podemos lograr con preguntas entorno al contenido que permite entrar en su vida, el uso del tiempo, el sello que queda y el compromiso con su fe cristiana. Llegar a una respuesta clara al respecto nos hará descubrir si estamos contaminando o no nuestro espíritu.

¿Cuáles son los principales enemigos del alma y cómo nos ayuda el evangelio de Jesucristo a superarlos?



Desde los inicios de la humanidad, existe una lucha entre el bien y el mal. Esta lucha se refleja en la vida de nuestras almas cada día a medida que caminamos por el camino de la vida. Los principales enemigos del alma son el orgullo, la lujuria, la codicia, la envidia, el odio y la incredulidad. Estos sons los siete pecados capitales que Jesús dijo: "sabed que de estas cosas no pueden entrar en el reino de Dios" (Gálatas 5:19-21).

El orgullo es un enemigo del alma porque nos hace creer que podemos arreglar todas las cosas por nosotros mismos. El orgullo nos lleva a la auto satisfacción y nos impide ver los errores en nuestra propia vida. Por otro lado, la lujuria es uno de los mayores enemigos del alma porque nos lleva a convertirnos en esclavos de deseos terrenales e inmorales. La codicia nos lleva a anhelar tener más de lo que necesitamos sin tener en cuenta a quienes nos rodean. La envidia es un enemigo del alma porque nos hace desear que otros fracasen y sufran para que nosotros seamos felices. El odio es un enemigo del alma porque nos lleva a tratar de destruir a los demás para satisfacer nuestras propias necesidades. Finalmente, la incredulidad es un enemigo del alma porque nos impide entender la gracia de Dios y nos hace dudar de Su presencia.

 

Mira Tambien:

Donde Esta Tu Corazon . Explicación, Significado Bíblico

El evangelio de Jesucristo nos ayuda a superar estos enemigos del alma. La Palabra de Dios nos enseña sobre el perdón, la fe, la esperanza, el amor, el servicio y el sacrificio. Cada uno de estos principios nos ayuda a superar los enemigos del alma. Al estudiar la Palabra de Dios, comenzamos a comprender cómo vivir una vida de honradez y servicio a Dios. Comenzamos a ver cómo amar a los demás sin sentir envidia ni odio hacia ellos. Comenzamos a entender el perdón que Dios nos da y el sacrificio que Cristo hizo por nosotros. Finalmente, comenzamos a vivir una vida guiada por nuestra fe en Él. El evangelio de Cristo nos muestra cómo amar a Dios y al prójimo como nos amamos a nosotros mismos, caminando en humildad frente a Él.

¿Cómo combatir la negatividad que amenaza con contaminar nuestro espíritu?



La negatividad puede ser una amenaza importante para contaminar nuestro espíritu, así que es necesario comenzar el combate a esta amenaza desde el interior de nosotros mismos. Si bien hay algunos factores externos que pueden contribuir a incrementar nuestro malestar en el mundo, el hecho de establecer una relación positiva con nosotros mismos puede ayudarnos a combatir los sentimientos de pesimismo y hostilidad que muchas veces suelen venir junto con la negatividad. Esto no significa que no debamos tomar medidas para abordar las situaciones externas que están produciendo malestar, sino que también hay que prestar atención a lo que sucede dentro de nosotros y ver cómo se puede dar vuelta la situación a través de la autoconfianza, el optimismo y la aceptación de uno mismo.

Una de las mejores formas de combatir la negatividad es reconociendo la realidad de cada situación. Para hacerlo es útil reconocer qué factores están influyendo en nosotros y entender que cada experiencia de la vida es un aprendizaje. Esto puede ayudar a nosotros a tener una mejor comprensión de nosotros mismos, así como también de la vida. Una vez que hayamos identificado la raíz del problema, podremos establecer una conexión con nosotros mismos y con Dios y descubrir la bendición que nos rodea.

Es importante practicar pensamientos positivos y tener prácticas de auto cuidado. Esto incluye tomar tiempo para descansar, relajarse, meditar y pasar tiempo con amigos y familiares, moviéndonos fuera del medio en el que vivimos, disfrutando de la belleza de la naturaleza o simplemente escuchando música que nos inspire. Es importante tomar acciones concretas para salir de la zona de confort y reavivar la energía positiva dentro de nosotros mismos. Además, es natural buscar ayuda profesional si alguna vez sentimos que nuestros problemas son demasiado complicados para solucionarlos por nuestra cuenta.

 

Al mismo tiempo, debemos recurrir a la oración y a la devoción para obtener el poder del Espíritu Santo. La oración nos permite acercarnos a la Palabra de Dios y aceptar el apoyo y la dirección que proviene de Él. Al expresar nuestras preocupaciones, peticiones, agradecimientos y penumbras a Dios, podemos experimentar una renovación espiritual. También es importante recordar que Dios ha prometido su refugio y su amor infinito incondicional para todos nosotros. Así que, buscaremos la guía y el consuelo de Dios por encima de todas las cosas para ayudarnos a afrontar la negatividad en nuestras vidas.

En definitiva, el combate contra la negatividad requiere un enfoque holístico que aborde los factores externos y los emocionales. La clave es equilibrar las necesidades físicas, mentales, emocionales y espirituales para lograr un estado interior equilibrado. Practicaremos la aceptación y el perdón, cultivaremos una perspectiva de gratitud, seremos conscientes de nuestros dones y talentos y encontraremos sustento en Dios para resistir los retos de la vida. Estas son algunas de las principales herramientas para combatir la negatividad que amenaza con contaminar nuestro espíritu.

Mira Tambien:

Dad Gracias En Todo. Explicación, Significado Bíblico

¿Cuáles son las herramientas sagradas que nos ofrece Dios para combatir la contaminación espiritual?



Dios nos ofrece varias herramientas sagradas para combatir la contaminación espiritual. Primero, es importante conocer la voluntad de Dios para nosotros. Si vivimos en una manera que es contraria a la voluntad de Dios, nuestra relación con Él se debilita. La Biblia nos instruye sobre la manera correcta de vivir, y es el mejor recurso para comprender la voluntad de Dios para nosotros.

La oración es otro recurso invaluable para combatir la contaminación espiritual. Si nos sacrificamos y nos esforzamos por establecer una relación íntima con Dios mediante la oración diaria, será más fácil repeler todas las fuerzas espirituales negativas que entran en conflicto con El. La oración nos envía una señal de advertencia si estamos alejándonos de Dios.

Otra herramienta sagrada para combatir la contaminación espiritual es la lectura diaria de la Palabra de Dios. La Biblia contiene la verdad sobre la forma correcta de vivir, así como las promesas de Dios para aquellos que lo obedecen. Por lo tanto, leer la Biblia cada día nos proporciona una perspectiva única sobre la voluntad de Dios para nosotros. El estudio de la Escritura nos ayuda a discernir la verdad de la mentira, y es el primer paso para reconocer y resistir a todas las fuerzas espirituales corruptoras.

 

Finalmente, la santidad nos ayudará a vencer la contaminación espiritual. Nosotros somos llamados a conservar una relación estrecha con Dios, y una buena manera de hacerlo es abstenernos de los placeres mundanos. El sacrificio es una parte fundamental del cristianismo, y eso significa vivir de acuerdo a los principios de Dios y evitar la lujuria, la codicia, la avaricia y otros pecados. Esta práctica nos ayudará a mantenernos alejados de los espíritus corruptos que buscan destruir nuestras relaciones con Dios.

Dios nos ofrece una variedad de herramientas sagradas para combatir la contaminación espiritual. Si deseamos mantener una relación profunda y sólida con Dios, entonces debemos vivir de acuerdo a sus principios y practicar la oración, la lectura de la Palabra de Dios y la santidad. Esto nos ayudará a reconocer el engaño espiritual y resistir al mal a través de la autodisciplina y la devoción a Dios.

¿Cómo la oración, la lectura de la Palabra de Dios, el ayuno y la meditación nos ayudan a librarnos de los venenos espirituales?



En la Biblia, Dios nos mandó practicar la oración, la lectura de su Palabra, el ayuno y la meditación. Estas prácticas son parte esencial del camino cristiano, ya que nos conectan con nuestro Padre Celestial por medio de una profunda comunión espiritual. Además, nos ayudan a fortalecer nuestra relación con Dios, reforzar nuestra fe y librarnos de los venenos espirituales.

La oración: La oración nos conecta con Dios e intercede para que podamos recibir su amor y su paz. Es una herramienta invaluable para mantener una relación sincera con Él. Si oramos con devoción, sin distracciones, sentiremos su presencia y su consejo. Nuestra oración libra del pecado, nos recuerda que estamos llamados a vivir una vida santa. Además, nos comunica nuestras necesidades y aspiraciones, así como también nos ayuda a encontrar consuelo en momentos de dificultad.

La lectura de la Palabra de Dios: Leer pasajes de la Biblia nos permite comprender más acerca del carácter de Dios, desarrollar nuestra propia fe y descubrir su voluntad para nuestra vida. Esperanza, consuelo y sanidad se encuentran en sus palabras. Al leerla, recordamos que Él es fiel y nos respalda en todas nuestras circunstancias. Además, la Palabra de Dios es un antídoto contra el maligno. Detecta las mentiras de Satán, nos armar con la verdad inmutable y nos da autoridad para resistir cualquier cosa proveniente del reino de las tinieblas.

El ayuno: El ayuno nos enfoca en la oración , nos ayuda a romper nuestros deseos carnales y nos vuelve hacia la dirección de Dios. Muchas personas hoy prefieren alejarse de la práctica de ayuno, pero el ayuno es una oportunidad para orar y buscar al Señor con pasión. El ayuno nos ayuda a bajar el egocentrismo y promueve que consideremos la importancia de nuestra fe por encima de nuestro cuerpo.

La meditación: La meditación es una forma de contar nuestras bendiciones y apreciar las muchas gracias que Dios ha derramado sobre nosotros. Es una técnica espiritual para enriquecer nuestra comunión con Dios. Durante la meditación, nos canjemos en pensamientos que nos hablan de la presencia de Dios, de su bondad, amor y misericordia. Al reflexionar en su Palabra, encontraremos la fuerza para resistir los desafíos espirituales; y al orar en su nombre, obtendremos la victoria sobre los venenos espirituales.

 

Practicar la oración, la lectura de la Palabra de Dios, el ayuno y la meditación nos permite fortalecer nuestra relación con Dios, desarrollar nuestra fe, descubrir la voluntad de Dios para nuestra vida y librarnos de los venenos espirituales. Al aprovechar cada una de estas prácticas y practicarlas de manera regular, nos volveremos capaces de vivir una vida llena de esperanza y victoria.

¿Cómo los ejercicios espirituales nos ayudan a descubrir y combatir aquello que contamina nuestra alma?



Los ejercicios espirituales son una práctica útil para descubrir y combatir aquello que contamina nuestra alma. Al realizarlos, podemos avanzar hacia la verdad de Dios y su voluntad para nosotros.

Los cristianos creen que Dios nos proporciona la gracia necesaria para vivir una vida santa. Estamos habilitados para buscar la verdad y lealtad a Dios mediante los ejercicios espirituales. Estos ejercicios, comúnmente asociados con la oración y la meditación, nos permiten estar solos con Dios. Esto nos permite examinarnos a nosotros mismos según las Escrituras.

En los ejercicios espirituales, nos damos la oportunidad de considerar cómo nuestro pensamiento y deseos se relacionan con lo que Dios considera justo. Podemos considerar cuáles son nuestros motivos y los modos en que influyen en nuestras acciones. Los ejercicios espirituales también nos ayudan a considerar cómo nuestras decisiones afectan a los demás y cómo nuestras palabras y acciones se relacionan con el amor de Dios.

Al examinarnos con franqueza a nosotros mismos y a nuestras motivaciones mediante los ejercicios espirituales, descubrimos aquello que contamina nuestra alma. Esto incluye nuestro egoísmo, codicia, rencor y cualquier cosa que lleve a una vida no productiva. Una vez identificado, podemos tomar medidas conscientes para evitar esas cosas.

A través de la fidelidad a Dios, prestando atención a lo que Dios nos revela, aprendemos a percibir el mal. Aprendemos a escuchar cuando Dios nos llama a volver a Él y hacer nuestros el amor, compasión y justicia de Dios. Así, arreglamos nuestra relación con Él y nos enfrentamos a los malos hábitos y actitudes que estropean nuestra fe y nuestra vida.

Los ejercicios espirituales nos ayudan a reavivar nuestra intimidad con Dios y nos dan una perspectiva más profunda de la relación de Dios con nosotros. Estos nos animan a refinar nuestras intenciones y nobles motivos. Los ejercicios espirituales, por lo tanto, nos ayudan a discernir entre lo que contamina nuestra alma y aquello que nos edifica.

¿Te ha gustado el articulo?



¡Espero que hayas disfrutado de esta lectura sobre lo que nos contamina Espiritualmente! Hemos visto cómo el maligno nuestro enemigo busca desgastarnos y cómo las presiones del mundo pueden exigirnos mas allá de nuestras fuerzas. Si has llegado hasta aquí, no te quedes con dudas! Si te gustaría compartir tu opinión o tienes alguna pregunta, ¡escríbeme! Estoy aquí para ayudarte a entender mejor el mensaje que Dios nos ha dejado para guiarnos en la vida. Puedes compartir este artículo en las redes sociales para que tus amigos se beneficien también. ¡Gracias por leer!



Post Views:
40

Descubre Lo Que Te Contamina Espiritualmente

Descubre Lo Que Te Contamina Espiritualmente

¡Descubre lo que te contamina espiritualmente! ¿Alguna vez has pensado en qué es lo que está afectando tu crecimiento espiritual? Probablemente hay una lis

numerosangeles

es

https://images.correotemporalgratis.es/viajespiritual.es/1220/dbmicrodb2-numerosangeles-descubre-lo-que-te-contamina-espiritualmente-2026-0.jpg

2024-01-30

 

Descubre Lo Que Te Contamina Espiritualmente
Descubre Lo Que Te Contamina Espiritualmente

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20