Sermón Divino: Poniéndonos En La Brecha Por La Voluntad De Dios

 

 

 

Hola, queridos hermanos y hermanas en Cristo. Hoy me complace muchísimo tener la oportunidad de compartir con ustedes un sermón divino titulado "Poniéndonos en la Brecha por la Voluntad de Dios". 

En primer lugar, permítanme que les diga que el servicio a Dios no es algo para que lo haga una persona de vez en cuando, sino que debe ser un estilo de vida, una entrega total a Él. Esto significa ponerse en la brecha por la voluntad de Dios, hacer lo que Él nos ha llamado a hacer sin importar lo que cualquier otra persona piense de ello. Debemos estar dispuestos a perder nuestras vidas para encontrarla, a sacrificar lo temporal para obtener la gracia del eterno.

En este sermón trataré sobre una pregunta básica: ¿Qué significa ponerse en la brecha? Jesús nos habló acerca de esto en varias ocasiones. Me gustaría que reflexionáramos un poco más sobre el tema.

 

Entonces, ¿qué significa colocarse en la brecha por la voluntad de Dios? La escritura nos dice: "Todos los que quieren ponerse en la brecha deben estar dispuestos a cumplir todos los requisitos establecidos por Dios." Esto significa que estamos comprometidos a obedecer la Palabra de Dios y cumplir Sus mandamientos. Estamos obligados a vivir según los principios que están establecidos para nosotros en la Palabra de Dios.

Significa que estamos dispuestos a renunciar a lo que deseamos para obedecer a Dios. Significa dejar nuestro egoísmo a un lado y practicar la humildad. Significa estar dispuestos a servir a los demás antes que a nosotros mismos. Significa colocarnos a disposición de Dios como una vasija para que fluya Su gracia y Su amor a través de nosotros.

Cuando decimos sí a Dios, no hay vuelta atrás. Hemos hecho una elección que nos compromete con Él y con Su Cuerpo (la iglesia), y nos exige perseverancia. Significa estar siempre de pie, incluso cuando todo lo demás cae a nuestro alrededor.

Mira Tambien:

Sed Santos Porque Yo Soy Santo. Significado Bíblico, Explicación

No es fácil colocarse en la brecha, pero es una buena noticia que Dios no nos abandona cuando lo hacemos. El Señor nos promete que no nos dejará solos, que nos proveerá las herramientas para resistir las pruebas y desafíos a los que nos sometemos.

El Señor nos dijo en su Palabra: "Yo soy tu fuerza y tu escudo; mi palabra es un bastión de protección para ti". Esta promesa nos muestra que Dios está ahí para nosotros cuando receptamos Su Palabra y actuamos en consecuencia. Siempre estará listo para servirnos cuando respondamos a Su llamado.

Hermanos, vayamos a la brecha. Coloquémonos ahí como un acto de nuestra fe en Dios. Vivamos como Él nos ha llamado a vivir. No busquemos los aplausos humanos, sino los aprobación divina. Somos sus servidores, no los del mundo.

Honremos a Dios hoy, colocándonos en la brecha por la voluntad de Dios. Él nos hará fuertes, nos llenará de su Espíritu Santo y nos bendecirá. Si nos ponemos en la brecha, él nos ayudará a pasar el camino. ¡Aleluya!

 


Índice de Contenido

  1. El arduo camino a la voluntad de Dios – Dr. Charles Stanley
  2. ¿Por Qué No Volvieron a Invitar a Marcos Vidal a Esta Iglesia?
  3. ¿Qué significa ponerse en la brecha por la voluntad de Dios?
  4. ¿Cómo podemos saber que estamos haciendo la voluntad de Dios?
  5. ¿Cuáles son algunas de las consecuencias de ponerse en la brecha por la voluntad de Dios?
  6. ¿Qué nos motiva a obedecer plenamente la voluntad de Dios?
  7. ¿Cuáles son los pasos específicos para ponerse en la brecha por la voluntad de Dios?
  8. Poniéndose en la Brecha por la Voluntad de Dios
  9. ¿Qué efecto tendría ponerse en la brecha por la voluntad de Dios en el mundo de hoy?
  10. Compartir nos hace grandes

El arduo camino a la voluntad de Dios – Dr. Charles Stanley










¿Por Qué No Volvieron a Invitar a Marcos Vidal a Esta Iglesia?










¿Qué significa ponerse en la brecha por la voluntad de Dios?



Ponerse en la brecha por la voluntad de Dios no es otra cosa que elegir servir de forma incondicional al Señor. Esto, por supuesto, toma mucho más compromiso y dedicación de nuestra parte, dado que significa "abandonar todas nuestras propias ambiciones, deseos y planes a un lado" para seguir la dirección que Él nos da. En relación a este punto, hay dos principios bíblicos muy importantes que debemos recordar:


    • 1. Que Dios siempre tiene el mejor plan para nosotros y que está trabajando para nuestro bien (Romanos 8:28).
    • 2. Que la Palabra de Dios es nuestra principal fuente de discernimiento para tomar las decisiones en la vida (Salmos 119:105).

Entonces, cuando nos ponemos en la brecha por la voluntad de Dios, estamos practicando la obediencia fiel a Sus mandamientos. Esto significa que renunciamos a nuestros planes personales, para seguir los planes que el Señor ha preparado para nosotros. Esto significa que emprendemos cada decisión con el corazón dispuesto a aceptar la dirección de Dios sin importar si es lo que esperábamos o no. Significa que dejamos a un lado la incertidumbre y la ansiedad y confiamos totalmente en la sabiduría de Dios y su amor por nosotros. Significa también poner nuestras preocupaciones en las manos de Dios y permitir que sus planes se hagan realidad, entendiendo que Él nunca nos abandona ni nos falla.

 

Mira Tambien:

Sermon Del Monte. Estúdio Bíblico. Explicación

En definitiva, ponerse en la brecha por la voluntad de Dios equivalería a estar dispuestos a seguir adonde Él nos lleve, con confianza y esperanza, sin importar lo difícil que parezca. Esto significa dejar de lado el miedo a cualquier cosa desconocida para nosotros, pues sabemos que Su voluntad siempre incluye lo mejor para nosotros. No se trata solo de entregar tiempo y talento para el servicio cristiano, se trata de entregar nuestro corazón completamente a Dios y su propósito, para que su Reino se extienda y su propósito de amor florezca.

¿Cómo podemos saber que estamos haciendo la voluntad de Dios?



Cuando nos encontramos en búsqueda de descubrir la voluntad de Dios para nuestras vidas, es importante entender que la única forma de saber con certeza si estamos haciendo lo correcto es a través de la Palabra de Dios. Solo por medio de la Palabra podemos descubrir qué es lo que Dios nos pide y si nuestras acciones están alineadas con los mandamientos contenidos en ella.

Existen varias formas en las cuales podemos comprobar si estamos haciendo la voluntad de Dios. A continuación, te mencionaré algunas de ellas:

    • Aprende y estudia su Palabra. La Biblia contiene mucha sabiduría que nos da luces sobre la Voluntad de Dios. Si leemos y estudiamos su Palabra con diligencia y dedicación, podemos entender el propósito que Dios tiene para nosotros.
    • Sigue siendo fiel. Dios te llama a seguirle fielmente. Esta fidelidad requiere no solo obedecer sus mandamientos sino también desarrollar una relación profunda y comprometida con Él.
    • Escucha de manera atenta. Al momento de orar, es importante no solo pedirle a Dios cosas, sino también escuchar lo que Él tiene para decirnos. Permite que Dios dirija tu corazón a través de lo que oras y su Consejo. Las respuestas que Él provee son crípticas por lo que hay que entrenar nuestros oídos para reconocerlas.
    • Permanece obediente. Obedecer a Dios significa seguir sus principios y cumplir con la misión que nos ha encomendado de amar a los demás. Esta obediencia también incluye ser obedientes a nuestros líderes espirituales y profesores, así como también confiar en los caminos que Dios ha dispuesto para nosotros.

Cuando nos colocamos en sintonía con Él, debemos recordar que el Señor siempre está trabajando en nosotros para llevarnos a un mejor nivel. No es necesario tener la verdad absoluta para cada situación o circunstancia, pero si es importante tener una mente abierta para estar receptivo a la dirección que Dios provea. Así, cuando estamos haciendo la Voluntad de Dios, nuestro corazón se encuentra en paz así como nuestra consciencia.

 

¿Cuáles son algunas de las consecuencias de ponerse en la brecha por la voluntad de Dios?



Ponerse al servicio de la voluntad de Dios, puede generar el efecto que el creyente no escoge, sino que es escogido para servir. Esto conlleva a muchas consecuencias diferentes; algunas inmediatas mientras que otras recaen en el futuro. Nails Trends

Aceptación. Para aquellos que cumplen con la voluntad de Dios encontrarán aceptación entre los demás miembros de la comunidad cristiana, así como dentro de su propia mente y corazón. La aceptación es uno de los elementos centrales para aquellos que desean vivir una vida cristiana fructífera, y es uno de los principales beneficios que se obtiene por ponerse en la brecha por la voluntad de Dios.

Mira Tambien:

El Servicio A Dios Sermon. Estúdio Bíblico. Explicación

Espiritualidad. Cumpliendo la voluntad de Dios, la vida espiritual del creyente aumenta. Las acciones que llevamos a cabo para llevar a cabo la voluntad de Dios nos permiten acercarnos más a Dios y avanzar en nuestro viaje espiritual.

Sentido de Propósito. Los creyentes que se ponen al servicio de la voluntad de Dios sienten un sentido de propósito y dirección en sus vidas. Esta sensación de propósito es un gran regalo, ya que nos ayuda a determinar la dirección que debemos tomar en nuestra vida diaria.

Bendición de Fe. Cuando uno se adhiere a la voluntad de Dios, también se otorga la bendición de una fe profunda. Esta bendición nos ayuda a tener la tranquilidad y la fuerza para lidiar con los eventos difíciles que se presentan en nuestras vidas.

Una Vida Cargada de Significado. Finalmente, ponerse en la brecha por la voluntad de Dios nos permite vivir una vida cargada de significado y satisfacción. Al llevar una vida en comunión con la voluntad de Dios, nos damos cuenta de que cada paso en la dirección correcta nos acerca a la profundidad del significado y el objetivo de nuestras vidas.

¿Qué nos motiva a obedecer plenamente la voluntad de Dios?



Como hijos de Dios, nos motiva obedecer plenamente su voluntad y servirle incondicionalmente. Dios nos ha dado un mandamiento principal: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas” (Deuteronomio 6:5). A partir de este mandamiento, hemos sido encomendados a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos (Lucas 10:27), honrar a nuestros padres (Éxodo 20:12) y compartir el Evangelio con los demás (Mateo 28:19-20).

Además de los mandamientos específicos, nosotros obedecemos la voluntad de Dios porque está basada en el amor. Dios nos ama con un amor eterno y nos bendice con muchos dones. El nos creó para tener éxito y crecer espiritualmente. Dios quiere lo mejor para nosotros y nos da Su Palabra para guiarnos a la verdad. Cuando obedecemos la voluntad de Dios, estamos diciendo que le creemos y confiamos en Él. Estamos reconociendo Su poder y soberanía sobre nuestras vidas.

 

También dependemos de Dios para satisfacer nuestras necesidades básicas. Sin Su gracia, no tendríamos la esperanza o la vida eterna. No podríamos experimentar el cantidad de gozo que nos da el Señor. Si decidimos seguir la voluntad de Dios, no sólo recibiremos el perdón de nuestros pecados, sino que también disfrutaremos de las recompensas de Sus promesas. Esto nos motiva a vivir de acuerdo a Sus planes para nuestras vidas.

Obedecer la voluntad de Dios es un privilegio. Debemos estar agradecidos de que Él nos elige a nosotros para realizar Su obra. Esta es una honor y una responsabilidad enorme que luchemos contra las tentaciones y mostremos fidelidad a Dios. Cuando nos rendimos a Su voluntad, estamos demostrando nuestra confianza y fe en Él. A cambio, Su Espíritu se moverá en nuestras vidas para ayudarnos a vencer la adversidad.

Así como deseamos complacer a aquellos a los que amamos, también buscamos complacer a Dios con nuestras acciones. En lugar de centrarnos en nuestro propio beneficio, debemos recordar que Dios nos eligió para servirle y para demostrar Su fidelidad. Al hacer esto, encontraremos alegría y santificación en la obediencia de Su voluntad.

¿Cuáles son los pasos específicos para ponerse en la brecha por la voluntad de Dios?



Poniéndose en la Brecha por la Voluntad de Dios



Ponérseles en la brecha por la voluntad de Dios puede parecer un desafío abrumador, pero esencialmente, los pasos para lograrlo son bastante sencillos. La clave es tomar acción y estar dispuesto, con la fe necesaria para recibir la guía divina. Aquí hay algunas sugerencias para ayudar a que las cosas sean más claras:

  • Medita y lee la Biblia diariamente. Esto es una herramienta importante para comprender mejor la voluntad de Dios para tu vida. No importa la cantidad de tiempo que le dediques a la lectura, siempre será esencial para ponerse en la brecha por la voluntad de Dios.
  • Haz oración. La oración es otro medio importante para entender mejor la voluntad de Dios para tu vida. Es la forma en que puedes conversar con Dios directamente. Recuerda que el propósito principal es establecer una relación íntima con Él.
  • Busca a otros cristianos. No hay necesidad de hacerlo solo. Hay muchas personas cristianas con las que puedes compartir tu deseo de ponerte en la brecha por la voluntad de Dios. Encontrar a otros con los mismos valores y principios te permitirá obtener apoyo, consistencia y un nuevo entendimiento para comprender cómo llevar la Palabra de Dios a cabo.
  • Comienza por pequeños pasos. Al intentar ponerse en la brecha por la voluntad de Dios, es importante comenzar con pequeñas acciones y posteriormente trabajar hacia mayores logros. Esto te permitirá ver resultados reales y mantenerte motivado a seguir adelante.
  • Mantente fiel a tu fe. Mantenerse fiel a sus principios cristianos a lo largo del camino (incluso cuando no se puedan ver resultados inmediatos) también es vital para aquellos que desean ponerse en la brecha por la voluntad de Dios. Esto significa mantenerse leal a sus creencias incluso cuando la tentación es fuerte.
  • Escucha a Dios. Escuchar al Espíritu Santo de Dios es, sin duda, el paso más importante para ponerse en la brecha por la voluntad de Dios. La Biblia nos enseña que Cristo vino para darnos una vida mejor, así que si queremos saber lo que Dios quiere que hagamos, tenemos que conectarnos con Él a través de oración y meditación.

Ponerse en la brecha por la voluntad de Dios puede ser un desafío. Sin embargo, si sigues estos pasos y mantienes tu fe, aprenderás a escuchar la voz de Dios más claramente y encontrarás una fuente de fuerza interior que te impulsará hacia adelante.

 

¿Qué efecto tendría ponerse en la brecha por la voluntad de Dios en el mundo de hoy?



Ponerse en la brecha por la voluntad de Dios en el mundo de hoy es un acto de compromiso con el propósito de Dios para nuestras vidas. Significa ir más allá de lo que pensamos como el propósito individual, y tomar en cuenta la gran necesidad del mundo que nos rodea. Es un reto para aquellos que siguen a Jesús, porque significa estar dispuestos a entregarnos enteramente al trabajo que él nos ha llamado a realizar. Así es la vida cristiana: estamos llamados a luchar por el reino de Dios en el mundo presente.

Si bien ponerse en la brecha por la voluntad de Dios significa tomar en cuenta las necesidades de los demás, también significa asumir responsabilidades importantes. Esto significa que debemos comprometernos a ser un modelo de comportamiento para otros, a ser amables con los demás, a apoyar a aquellos que están pasando por situaciones difíciles, y a trabajar por el bienestar general de las personas. Esto requiere tiempo, esfuerzo y dedicación a los propósitos de Dios en el mundo.

Además, debemos recordar que el compromiso de Dios con el mundo no se limita a la acción de una sola persona; es el resultado de cada individuo tomando responsabilidad por su contribución en la obra de Dios. Necesitamos que cada uno de nosotros haga una inversión significativa para lograr el cambio deseado. Si cada uno de nosotros decide ponerse en la brecha por la voluntad de Dios, entonces, en conjunto, podremos cambiar el mundo para bien.

Finalmente, ponerse en la brecha por la voluntad de Dios en el mundo de hoy implica tener el valor de tomar decisiones difíciles para hacer la voluntad de Dios y servir a los demás. Esto requiere una fuerte relación con Dios, así como también un compromiso con su voluntad. El verdadero compromiso con Dios se refleja a través de una conducta ética y responsable, un servicio inquebrantable a los demás y una determinación incondicional por servir la voluntad de Dios.

Compartir nos hace grandes



Espero que este artículo te haya ayudado a comprender mejor cómo ponerse en la brecha por la voluntad de Dios. En esta iniciativa, es importante tener en cuenta la responsabilidad que implica servir fielmente a Dios. Si quieres profundizar más en el tema, me gustaría invitarte a que compartas el contenido de este artículo con tus amigos en redes sociales, para que se inspiren con la palabra de Dios. Si tienes alguna pregunta sobre el tema, estaré feliz de responder tus dudas. Déjame tu comentario o escríbeme a mi correo electrónico y te contestaré tan pronto como me sea posible. ¡Que la bendición de nuestro Señor sea contigo!

¡Te invito a ser un miembro fiel de la iglesia, comprometiéndote a actuar de acuerdo a la voluntad de Dios, recordando siempre que con su fuerza, podrás mantenerte firme en la fe para alcanzar todos los propósitos divinos!



Post Views:
29

Sermón Divino: Poniéndonos En La Brecha Por La Voluntad De Dios

Sermón Divino: Poniéndonos En La Brecha Por La Voluntad De Dios

Hola, queridos hermanos y hermanas en Cristo. Hoy me complace muchísimo tener la oportunidad de compartir con ustedes un sermón divino titulado 'Poniéndonos

numerosangeles

es

https://viajespiritual.es/static/images/numerosangeles-sermon-divino-poniendonos-en-la-brecha-por-la-voluntad-de-dios-1788-0.jpg

2024-01-30

 

Sermón Divino: Poniéndonos En La Brecha Por La Voluntad De Dios
Sermón Divino: Poniéndonos En La Brecha Por La Voluntad De Dios

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20